Archivo para julio, 2014

EXABRUPTO #19: ÉSTA ESTÁ ENOJADA

Posted in Exabruptos with tags , , , , , , , , , , , , , on 14 julio, 2014 by teseos30

tumblr_inline_n8nu5kBcin1s6v0j8

 

Un amigo mío compartió esto por facebook: el mensaje de una estudiante del cuarto año de Ingeniería Eléctrica en la McGill University, en Montreal, Canadá, a su profesora, Hanna Michalska . He aquí el enlace:

http://theghaliastuff.tumblr.com/post/91655990530/this-one-is-angry

Es tan certero y justo, que me pareció totalmente digno de atención y me tomé la libertad de traducirlo. Esto es lo que piensa este digna e inteligente muchacha:

 

13 de julio 2014

ÉSTA ESTÁ ENOJADA

Profesora Hanna Michalska:

Mi nombre es Ghalia Elkerdi. Soy estudiante del cuarto año de Ingeniería Eléctrica en la McGill University. Este último año he tomado dos de sus cursos: Sistemas de Control (ECSE 404) y Métodos Numéricos (ECSE 443).

Esta es la primera vez que me dirijo a un profesor para un propósito que no sea el de pedir una prórroga o una oportunidad. ¡De hecho, simplemente le escribo para agradecerle por sus destacables y esforzados trabajos de investigación!

Ayer, mientras caminaba por la calle, un hombre me entregó un volante que decía: “Si usted conoce a alguien que asista a la McGill University, dele esto para que puedan actuar en consecuencia”. Tomé el papel y leí el primer párrafo, que decía: “Canadá es cómplice del apartheid israelí, y sus universidades de investigación de élite no son la excepción. En Montreal, la McGill University colabora con el ejército y con los fabricantes de armas para desarrollar algunas de las tecnologías esenciales para las incursiones asesinas de Israel en Gaza”.

Seguí leyendo: “[…] El Departamento de Ingeniería Eléctrica y Computación de McGill colaboró con Lockheed Martin, el ejército canadiense y los investigadores militares en Haifa, Israel, para mejorar los sistemas de guía de misiles utilizados por Israel, los EE. UU. y sus aliados”.

Al estar durante los últimos 4 años en el Departamento de Ingeniería Eléctrica y Computación de McGill, mi reacción natural fue la de refutar lo que acababa de leer. Me fui a casa a toda prisa para hacer mi propia investigación sobre el asunto; me encontré con todas sus publicaciones sobre los sistemas de guía de misiles, y la recordé alardeando sobre su trabajo durante algunas de las conferencias sobre Sistemas de Control. Todos los cabos se ataron de repente.

Esta mañana me he decidido a compartir con usted un poco de lo que pensé al respecto.

Pensé, ¡sus publicaciones son grandiosas! Pero algo les falta… tal vez una sección de “Resultados”. Así que le ofrezco voluntariamente la mañana de mi domingo para ayudarle a escribirla. Le adjunto algunas fotos y videos que muestran los resultados de los “misiles guiados mejorados” contra civiles inocentes en Gaza, la prisión al aire libre más grande del mundo.

Imagino que usted y sus colegas y estudiantes de doctorado trabajaron muy duro en estos proyectos y que están demasiado ocupados y consumidos por sus productivas y prósperas vidas como para leer los titulares del día de hoy. Después de todo, es justo que usted pueda ver los frutos de su trabajo y de sus impecables “misiles guiados”.

Tómese el tiempo para ver los vídeos y las fotos, de ver más de una vez y de cerca aquello que se ha puesto en la mira: la Humanidad.

Hoy más que nunca se nos recuerda de las atrocidades de la Alemania nazi, y como ahora Israel desata el infierno sobre seres humanos inocentes y aplasta su vida cotidiana con “misiles guiados mejorados”, sin duda debemos preguntarnos qué ha sido de aquello de “no debemos olvidar”…

Lo que mucha gente no sabe es que en aquel entonces los alemanes eran las personas más cultas de la Tierra. Quizá también tenían instituciones de investigación de “elite” como la McGill University, pero aun así, su educación no les sirvió de barrera contra su propia barbarie. ¿Por qué les pasó eso? Porque, citando a Wiesel, un brillante profesor, activista y Premio Nobel de la Paz: “destacaron las teorías en lugar de los valores, los conceptos en lugar de los seres humanos, la abstracción más que la conciencia, las respuestas en lugar de las preguntas, la ideología y la eficiencia en lugar de la conciencia”. Creo que la base de todo lo que está mal con la educación y la investigación en la actualidad se presenta en esas honestas palabras suyas. Cuando la educación ya no garantiza un futuro brillante… Cuando somos aleccionados sobre “integridad académica” por profesores que no respetan la integridad humana en primer lugar…

Me gustaría saber cuáles son las normas que legitiman su “investigación” ante los ojos de la McGill University y ante usted misma. ¿Violaciones del derecho internacional? ¿Crímenes contra la humanidad?

Aquí hay un enlace al Código de Ética de la Ingeniería, el cual le invito a leer junto con sus colegas:

http://www.engr.usask.ca/…/Codes_of_Ethics_various_orgs…

Los remito al artículo 2.01 de la página 12, con el que ustedes en particular han preparado el camino al infierno:

“2.01 En todos los aspectos de su trabajo, el ingeniero debe respetar sus obligaciones para con el hombre y tener en cuenta las consecuencias de la realización de su trabajo sobre el medio ambiente y en la vida, la salud y la propiedad de cada persona.”

Mientras observamos a la humanidad desmoronarse hasta el polvo y nos sentimos desesperanzados ante estas obscenas masacres a las que hemos contribuido directa e indirectamente, una institución de “elite” como la McGill University, y una profesora “respetable” como usted, deberían invertir en un mundo de paz del que todos pudiésemos estar orgullosos. En vez de buscar categoría y prestigio internacional, la McGill University debería ser un refugio que promueva una visión holística y humana del mundo donde las personas, empezando por sus propios profesores y estudiantes, aspiren a los más altos estándares de lo que significa ser un ser humano. Sí, somos de máximo nivel, y tenemos el cerebro y la financiación para el desarrollo de tecnologías capaces de hacer temblar la tierra (literalmente), pero eso no nos da el derecho de hacerlo, ni de llegar hasta colaborar con terroristas y criminales.

Aquí todo el mundo sabe cómo funcionan las “cosas”. Muchos profesores ni siquiera pueden dictar adecuadamente una conferencia comprensible y coherentemente, y aun así son contratados y mantenidos por la investigación que hacen, y al parecer, en algunos casos, por los intereses a los que sirven.

Como estudiante, espero que esto cambie. Espero un cambio que surja de este rincón del mundo, espero profesores que sean mensajeros para la humanidad.

Espero que esté disfrutando de su fin de semana mientras “misiles guiados mejorados” llueven sobre los niños inocentes de Gaza.

Ghalia

_______________________

PD

Con sorpresa (agradable sorpresa) me he enterado que Ana Atienza, miembro del grupo multinacional  y multicultural de traductores Tlaxcala, ha publicado en la página del grupo esta traducción y la ha enriquecido, corrigiendo mis torpezas. Así que he incorporado su trabajo a mi intento de traducción, para que el justo reclamo de Ghalia Elkerdi tenga la mejor versión en español.

 

Gracias a Ana y a Tlaxcala, red internacional de traductores por la diversidad lingüística. ¡Saludos desde Querétaro, México!

 

José María Guadalupe Cabrera Hernández