QUERETANEIDAD #2: DE LA QUERETANA XENOFOBIA

Conín xenófobo

Un atavismo muy acendrado entre cierto número de los “queretanos viejos” es el de la xenofobia: la irracional desconfianza en el forastero, el gruñido canino ante el ajeno, la defensa a muerte —retórica muerte— de una identidad que, si existió, está a punto de fenecer, irremediablemente destinada a brindar sus ultimas chispas en el áspero mascullar de ancianos y nostálgicos.

Entre su recurrente jactancia como ciudad de vocación cosmopolita —Muy Noble y Leal, Pujante e Industrial Metrópoli— y el resabio chichimeca del celo por el territorio —mujeres de tribu ser para tribu—  despunta al alba esta auténtica y vera Rosa de Dos Aromas.

No nací en esta ciudad, pero igual la amo. Está llena de una gran riqueza cultural, artística y humana. Ha sido escenario de lo más bello y de lo más amargo de mi vida. La considero mi hogar, mi incomparable hogar. Mucha gente en ella —nativa o inmigrada— conozco de gran valía. Pero, como en todas partes, hay excepciones y moscas en la sopa. Nada ni nadie es perfecto. De vez en vez se asoman, en todas partes, los vicios de la comarca y el clan. Se pescan preciosas perlas como la que sin duda representa el grosero y boto cartón que ilustra esta entrada. En fin.

A los xenófobos de toda índole y de todo tamaño se les debería recordar que nadie pertenece por completo al lugar donde vive, y que existen muchos que son extranjeros en su propia tierra. Hurgando entre la carne y la sangre, pronto caerían en cuenta que también ellos son forasteros, hijos de forasteros, padres de futuros forasteros…

José María Guadalupe Cabrera Hernández

Anuncios

5 comentarios to “QUERETANEIDAD #2: DE LA QUERETANA XENOFOBIA”

  1. alicia cabrera Says:

    es bueno ser abierto. en el norte de mexico, dicen los lugareños , casi no habia tradiciones. y cuando la inmigracion obligo al sur a alcanzar al norte, llevo consigo: costumbres y comidas que ahora todos disfrutan.
    ser mexicanos es lo que tenemos en comun.
    viva la raza de bronce.

    Le gusta a 1 persona

  2. KETZALKOATL PERIÓDICO Says:

    Reblogueó esto en Ketzalkoatl, Cultura y Entretenimiento.

    Le gusta a 1 persona

  3. Tatiana Llanas Says:

    Más allá de ser xonofóbico o no, la realidad es de una ciudad que carece suficientes escuelas, servicios de salud, vialidades y agua!!! ¡Ya estamos trayéndola de la sierra! El asunto es mucho más extenso que la sola identidad o el clan…

    Me gusta

    • Claro y por eso las cosas se plantean así: la ciudad requiere de una planeación racional, se debe regular su crecimiento, se debe luchar por el alcance y garantía de la seguridad nacional, para que la migración de personas que vienen huyendo de plazas ingobernables puedan permanecer en sus lugares de origen, etc.

      Decirle que no al que viene es, además de xenófobo, irresponsable e ingenuo.

      ¿Qué tipo de ley sería la que impidiese el arribo de más personas? ¿Sería compatible con el marco legal nacional e internacional? Lo dudo. Quejándose de las abejas no se acaba el panal.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: