ANTIGUO, ETERNO DECRETO

Hay un oráculo de la Necesidad,
antiguo decreto de los dioses, eterno,
sellado con amplios juramentos:

Siempre que alguno de los démones,
cuyo lote es una vida de larga duración,
ha manchado inicuamente sus queridos miembros
con derramamiento de sangre, anda errante,
desterrado de los bienaventurados
por tres veces diez mil estaciones,
naciendo durante dicho tiempo
en toda clase de especies de seres mortales
y cambiando un penoso sendero de vida por otro.

La fuerza del éter le persigue hasta el mar,
que lo escupe de nuevo hacia tierra firme;
ésta lo lanza dentro de los rayos del sol abrasador
y él a su vez en los torbellinos del éter.

Va pasando de unos a otros y todos le odian.
Yo soy ahora uno de ellos,
desterrado de los dioses y errabundo.

Yo, que puse mi confianza en la furiosa Discordia.

Empédocles de Ákragas
“Purificaciones” (Καθαρμοί)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: