TELETÉ #2: Προσφορά της ροδιές

Posted in Uncategorized on 10 septiembre, 2017 by teseos30
Προσφορά της ροδιές

“Ρόδια” – Γιώργος Ιακωβίδης

Μια προσφορά για την Παναγία του Φθινοπώρου και ο Άδης

Χαίρε, Θεά! Λάβετε τις προσφορές μου!

Anuncios

ANTÍFONAS DE VÍSPERAS

Posted in Uncategorized on 9 septiembre, 2017 by teseos30

antifonario de visperas

 

La palabra es plata y el silencio es oro.
Refrán popular

Nunca rompas el silencio si no es para mejorarlo.
Ludwig van Beethoven

¡Bienaventurados los que no hablan; porque ellos se entienden!
Mariano José de Larra

ANTIPOÉTICA# 13: ARS LEVITATORIA

Posted in Antipoéticas on 13 enero, 2017 by teseos30

Éxtasis de Magdalena Penitente. De la serie “Heretica Marginalia”, publicada en el año 2001 en Filofagia, la Revista Nacional de Estudiantes de Filosofía”, editada por la Facultad de Filosofía de la Universidad Autónoma de Querétaro

 

 

ARS LEVITATORIA

 

Para elevarme del suelo y el siglo;

para sustraerme del diario letargo

y sus lastres mortales;

para entregarme al vuelo que remonta

valles y memorias,

mares y recuerdos,

montañas y grescas,

bosques y extravíos,

desiertos y abandonos…

 

Para todo ello

he de empeñarme en

claves y fórmulas,

elíxires y atanores,

conjuros y filtros,

cantos y manjares.

 

Asimismo, en la pétrea certeza

de la pervivencia de la flama oculta,

del río subterráneo y del mar interior.

Tornar la grama

en mística mandrágora.

 

Para elevarme bastan:

el licor cítrico de tu sexo

y el fondo castaño de tus ojos.

El bruno soto que resguarda

tu monte y su gruta.

El baile incitante de tus caderas

y la extática vista

de tus senos desnudos.

Tu trasero,

durazno lunar

en el ávido cuenco

de mis manos.

Tus piernas,

firmes columnas

que emergen en Delos,

en Pyrgos,

y furtivas se ocultan

bajo cobijas

y entre sueños.

 

Para levitar me es suficiente:

Un tequila en una noche robada,

un mezcal de aliento solar.

La voz de Haris en madrugada.

Un tempranillo que ruboriza

el crepúsculo,

el deseo

y la despedida.

La flor que despunta e instiga

en el jardín ajeno

de una casa vedada.

Los rizos bruñidos y danzantes

de una ménade en trance.

La mirada tremenda

—sostenida

en incesante instante—

por misteriosa,

incógnita,

hechicera quiromante.

 

Para ser ceniza en la ventisca:

el eleusino rostro que,

tras oculta vidriera,

otea los misterios

mirando sin ver

lo que atesora la Nada.

Doctísima Síbila

que atisba y espiga

los mudos deseos del alma.

Los vetustos papiros,

tablas,

incunables,

que aprisionan cantos,

fosilizan crisálidas,

desecan lagos

y consumen bosques

con fuegos fatuos.

 

Para subir al hombro de Boreas:

la medianoche candente

de una aldea en Salento,

—tras ese mar

un África ocre

sus velos extiende—.

Un atardecer que profetiza:

en Manzanillo una galerna,

en San Blas el abrazo

pacífico,

amoroso,

doloroso,

que trenza

Muerte y Vida;

en Querétaro el susurro

alcanforado de la brisa,

y la procesión silenciosa

de los espectros.

Un dorado poniente

que a Delfos trae

una pythia sombría.

En Monastiraki,

una cerveza y un gyro.

En el Pireo,

un adiós a Teseo

y su nave.

En mis pies,

en invierno,

el gélido beso

del Corintio seno.

De frente al Egeo,

una libación de malvasía

por los señores infernales

y sus ritos lustrales.

Un incendio de ouzo

en la garganta

y el pecho.

Los violáceos pezones

de la bella Kalamata.

El aguanieve y su espejo

en las mudas calles de Micenas.

En Ríon y Antirion

la vista perdida

en el azur peplos

del ponto eterno.

En Zakynthos,

—en su arena besada

por el Mare Nostrum—

el final del sueño,

el naufragio del deseo.

 

Para transmutarme en azor:

el canto pesado,

obscuro y reverberante,

de liras y tímpanos,

de cuernos y salterios,

del teponaxtli y el coyoli,

de alientos melancólicos,

de negros estros

que subliman y precipitan,

que congelan y calcinan

el espíritu,

la carne,

el hueso,

el tiempo,

la luz

del cósmico abismo.

 

Para hender el

ardiente pneuma

de los eriales consumidos:

¡Hermano Zopilotl,

yo te invoco…!

Tu negra vestidura

otórgame en el meridiano.

Dame a beber el rojo elixir,

el diáfano aguardiente

de unos labios cactáceos.

El abrazo de una mujer biznaga,

el canto de una mujer tantarria,

la caricia de su cabellera de yuca.

La piel de una mujer serranía

y el eco de su voz clamante.

El rencor dulce y punzante

de una mujer páramo.

La picadura de la Cihuacólotl,

la dulzura de su cruel veneno,

y, en Las Adjuntas,

el frío y el incendio

de su mirada desdeñosa.

 

Para remontar, de mi patria,

los infinitos horizontes:

el poder de Cuauhtli

y Tontatiuh.

Un alba tibia y serena

en la Vera Cruz.

El recuerdo pluvial

del verano en Xilitla.

La peregrinación del Hikuri

en el ónfalo del mundo.

El baile de las carpas,

la tentación del pan,

el canto de fantasmas

en las calles de Yurécuaro.

La fría niebla

que viste los santuarios

de los bosques.

El rosáceo corazón

de los cerros de Oaxaca.

El espíritu oceánico

en la promesa de la niebla

en Pinal y Esperanza.

El sabor a guerrilla y rebelión

del café y el son.

 

De tu rostro

y aural cabellera,

Artemis-Meztli,

me evapora

la plata esplendente

—creciente,

plena,

menguante—

inmersa en el cobalto

del velo celeste;

en la malva

del diario poniente.

El rapto

del pulso

cuando te muestras

y te ocultas,

te entregas

y te niegas

tras el espeso

vellocino

de Nix.

 

Que no hay mayor

placer

—ni mayor tortura—

para el ciego amante

que la concomitancia

de promesa

y negación

en la fina gasa

—el rudo sayal—

que envuelve la

piel deseada.

 

José María Guadalupe Cabrera Hernández

TELETÉ #2: ASPRA LOULOUDIA

Posted in Uncategorized on 10 septiembre, 2016 by teseos30

1280_1024_20091112091850175903

 

EL REINO DE LAS FORMAS: GRANDES MAESTROS. MUSEO FRANZ MAYER, MUSEO NACIONAL DE SAN CARLOS Y MUSEO SOUMAYA.

Posted in Uncategorized on 9 diciembre, 2015 by teseos30

Origen: EL REINO DE LAS FORMAS: GRANDES MAESTROS. MUSEO FRANZ MAYER, MUSEO NACIONAL DE SAN CARLOS Y MUSEO SOUMAYA.

TRASLACIÓN #9:Μην πείς ποτέ σου (No te digas nunca) de Takis Varvitsiotis

Posted in Traslaciones with tags , , , , , on 9 octubre, 2015 by teseos30

Varvitsiotis 001-2

Les presento mi versión del poema Μην πείς ποτέ σου (No te digas nunca) de Takis Varvitsiotis. Su semblanza es bien trazada por el Mtro. Francisco Torres Córdova en su sección de La Jornada Semanal:

Takis Varvitsiotis (Salónica, 1916), abogado de profesión, es autor de veintidós libros de poesía. En el contexto de la Primera Generación de Postguerra, a la que pertenece, se mantuvo fiel al surrealismo, con especial influencia de Éluard, Reverdy y Odsseas Elytis. Ha sido traducido al inglés, francés, alemán, italiano, rumano, polaco y búlgaro, entre otras lenguas y, a su vez, ha traducido a Baudelaire, Mallarmé, Eluard, Saint-Jhon, Lorca, Neruda, Alberti y Huidobro. Ha obtenido numerosos premios por su obra, entre ellos, el Premio del Grupo de los Doce, el Primer Premio del Municipio de Tesalónica (1959), el Primer Premio Estatal de Poesía (1972) y el Premio de Poesía de la Academia de Atenas (1977).

 

He aquí el poema:

Μην πείς ποτέ σου

Μην πεις ποτέ σου δεν είν’ όμορφη η ζωή
Όταν θα δεις το φως να χαμηλώνει,
Όταν τα φύλλα τα ξερά θα πέφτουνε στα πόδια σου Κι όλα τα σήμαντρα θα χαιρετούν τους ίσκιους Μην πεις δεν είναι όμορφη η ζωή.

Ο λόφος θα ντυθεί με των ματιών σου την αχλύ,
Τα χέρια θ’ αγκαλιάζουνε την επιτύμβια στήλη,
Και της φωνής σου το πουλί θα μένει πάντα σταυρωμένο. Όμως μην πεις δεν είναι όμορφη η ζωή.

Της μέρας οι ήχοι δε θα φτάνουν ως τα χείλη σου τα ωχρά, Ούτε οι ανοίξεις πια θα τραγουδούν κάτω απ’ τα βλέφαρά σου, Μόνο ένα σύννεφο καμιά φορά θα σε δροσίζει την αυγή
Κι ένα λουλούδι θα πενθεί μετέωρο τη σιωπή σου.

Χρόνια και χρόνια θα περάσουνε, μα εσύ να μη ζητήσεις Το χρώμα σου να ξαναδείς μες στων αγγέλων το σκιόφως, Μη λησμονήσεις τ’ άσπρα τριαντάφυλλα,
Μην αμελήσεις τ’ ουρανού τη γύρη,
Μην πεις δεν είναι όμορφη η ζωή.

Την ακατάλυτη μοίρα της πέτρας μη φθονήσεις,
Τ’ άσπιλα μάρμαρα, την παγωμένη στάλα,
Την άφθιτη, που κρέμεται απ’ το δέντρο του καιρού, Ούτε ένα όνομα γυμνό και πικραμένο σαν τον ύπνο σου.

Μόνο κατέβα πιο βαθιά, πολύ βαθιά, μέσα στην κοίτη Της γης, όπου ξαπλώνουνε τις ρίζες τους τα κυπαρίσσια, Ώσπου η βραδιά να γείρει ατάραχη να εμπιστευθεί
Το πιο απόκρυφο άστρο της μες στην υγρή σου κρύπτη.

Κι ύστερα σχίσε της αράχνης τον πλοκό που σε τυλίγει, Ανασηκώσου με τα οστά γεμάτα μουσική, Κι αν είν’ ο ίσκιος σου τόσο πλατύς, τους δυο μας να σκεπάσει. Μα πρόσεξε μη γελαστείς, μη λησμονήσεις,
Μην πεις ποτέ σου δεν είν’ όμορφη η ζωή.

 

Aquí tienen mi versión al castellano:

 

No te digas nunca

Nunca te digas que no es bella la vida
cuando veas la luz languidecer,
cuando las hojas se sequen y caigan a tus pies
y todas las campanas den la bienvenida a la oscuridad.
No digas que no es bella la vida.

La colina se reviste con la bruma de tus ojos,
las manos estrechan la estela sepulcral,
y tu voz será un avecilla por siempre crucificada.
Aún entonces, no digas que no es bella la vida.

El día en que los sonidos no lleguen como la palidez a tus labios,
ni las primaveras canten ya bajo tus párpados,
sólo en ocasiones una nube te refrescará al amanecer
y una flor llorará un meteoro en tu silencio.

Años y años pasarán, mas no podrás solicitar
volver a ver tus colores entre la penumbra de los ángeles,
no olvides las rosas blancas,
no olvides el polen del cielo,
no digas que no es bella la vida.

Al indestructible destino de la piedra nunca envidies,
ni a los inmaculados mármoles, ni a la helada gota,
inmarcesible, que cuelga del árbol del tiempo,
ni a un nombre desnudo y amargo como tu sueño.

Sólo desciende profundo, mucho más profundo,
en el lecho de la Tierra,
ahí donde ella yacía arraigándose con los cipreses.
Hasta que en el ocaso,imperturbable y confiado,
descienda el místico astro hasta tu húmeda cripta

Y entonces rasga la telaraña que te envuelve,
levántate con los huesos llenos de música
si tu sombra es tan ancha como para cubrirnos a ambos.

Mas, cuidado, no te rías, no olvides.
Nunca digas que no es hermosa la vida.

 

 

Espero que sea de su agrado, como lo ha sido del mío. Y recuerden: sólo porque la vida hizo sarcástica e irónica la voz de un poeta, ello no implica que en su canto no haya lugar para la luz, la dulzura, la esperanza, y el dominio de sí ante una realidad aplastante. Saludos…

 

José María Guadalupe Cabrera Hernández
Barrio de los Brujos, Ladera Sur del Sangremal.
9 de octubre de 2015

2 DE OCTUBRE…

Posted in Uncategorized on 2 octubre, 2015 by teseos30

…no, no se olvida…

image